Refugio Caleidoscópico

Un refugio bajo el paseo nos protege de los vientos del norte mientras su apariencia caleidoscópica nos envuelve. El voladizo o el bajo de la Concha ha sido un lugar bastante olvidado, especialmente durante las noches de invierno. Ante el reto de transformar el frío ambiente de este tramo cubierto, hemos filtrado la luz de sus luminarias en las distintas tonalidades del espectro visible de la luz, generando así un espacio con diferentes colores y texturas que invitan a la contemplación y al disfrute de un lugar habitualmente inhóspito en las largas noches de invierno.

En la parte exterior del voladizo, redireccionamos el haz de la luz de los focos desde la playa hacia el límite del voladizo, reduciendo su intensidad y al mismo tiempo la contaminación lumínica existente.Con estos pequeños cambios se ha conseguido que este paseo se convierta en un confortable refugio para las y los paseantes que quieran disfrutar de la panorámica de la bahía.

Parte del proyecto Winter Solstice Call, dentro del programa cultural de San Sebastián 2016, Capital Europea de la Cultura.

COLABORA
DSS2016EU
Hirikilabs

FOTO
Gorka Bravo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies